Postres

Brazo enrollado de tiramisú

Llevo unos días un poco liada sin poder publicar nada nuevo  y mi hija diciéndome que quería un brazo enrollado de chocolate, por fin he tenido tiempo y decidí hacer uno pero de tiramisú.

Brazo enrollado de tiramisú

Esta es una receta del blog de «Maria Lunarillos«.

Los ingredientes para hacer la masa del bizcocho son:
– 5 huevos
– 120 gr de azúcar
– 130 gr de harina
– una cucharadita de café soluble
– 2 cucharaditas de cacao en polvo
– una pizca de sal.

Separamos las yemas de las claras de los huevos. Tamizamos la harina junto al cacao y el café.
Ponemos en un cuenco las cinco yemas junto al azúcar y batimos hasta que la mezcla este espumosa y haya aclarado su color.

Añadimos la mezcla de la harina y la incorporamos con movimientos envolventes, hasta que no queden grumos.

En otro cuenco ponemos las claras con una pizca de sal y las montamos a punto de nieve.

Incorporamos las claras montadas a la mezcla anterior con movimientos envolventes para que la mezcla quede esponjosa.

Ponemos la mezcla en un molde rectangular y la metemos en el horno caliente a 180ºC durante unos 15 minutos.

Ahora vamos con el paso básico para que quede bien.
Cuando esta caliente el bizcocho se pone sobre un paño, se le coloca papel de horno encima del bizcocho y se le enrolla manteniendolo así durante 5-10 segundos.

Luego se desenrolla y se vuelve a repetir la operación pero esta vez despegándole del papel de horno y se le mantiene otros pocos segundos y luego ya desenrollado se deja que se enfríe en una rejilla.

Para la crema del relleno necesitamos.
– 250 gr de queso mascarpone
– 200 ml de nata para montar fría
– 60 gr de azúcar glass
– 3 cucharaditas de café soluble.

En un cuenco se pone el queso con el azúcar y el café y se mezcla hasta que quede una crema.

En otro cuenco se monta la nata fría y luego se le añade la crema que acabamos de hacer, si no tiene mucha consistencia la crema de café la ponemos en la nevera una hora.

Se moja el bizcocho con un almíbar hecho con 100 ml de agua y 50 gr de azúcar y se le añade 50 ml de café frío al almíbar.
Luego ponemos nuestra crema de café sobre el bizcocho ya mojado con el almíbar y extendemos con una espátula.

Y ahora llega el gran paso final, enrollarlo sin que se rompa el bizcocho y sin que se te salga toda la crema, a mi aún me queda por aprender, me parece super difícil.
Para rematar se decora con lo que queramos: azúcar glass, cacao en polvo, un poco de crema, etc…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *