Bollos

Berlinas rellenas

Tenia ganas de hacer algo de bollería y como a mis hijos le gustan los donuts he probado a hacer berlinas rellenas de chocolate. Ha sido una de las recetas mas trabajosas de hacer por lo pegajosa que es la masa pero es increíble por su sabor.

Berlinas rellenas

La receta proviene del blog «La receta de la felicidad» y es la receta de los donuts que se hacen en la Pastelería St. John de Londres.
Es una receta que se requiere tiempo para elaborarla ya que los tiempos de reposo son muy prolongados y además es la masa mas pegajosa con la que he trabajado.
Las cantidades que indico son para unos 10-12 berlinas y los ingredientes son:
– 250 gr de harina de fuerza (he usado la de El amasadero y creo que es la mejor harina que he probado)
– 30 gr de azúcar blanca
– 5 gr de sal
– 2 huevos
– 8 gr de levadura fresca de panadero
– 75 ml de agua
– 65 gr de mantequilla a temperatura ambiente
– ralladura de limón al gusto

Se ponen todos los ingredientes a excepción de la mantequilla en un bol y se amasa con el gancho amasador durante unos 5 minutos.

Vamos añadiendo poco a poco los trocitos de mantequilla y se sigue amasando hasta que este bien integrada y la masa sea homogénea y sin grumos (10 minutos aproximadamente).

Pasamos la masa a un bol enharinado y se deja reposar tapado, con un paño o film transparente, en un sitio templado durante unas dos horas hasta que vemos que ha doblado su volumen.

A las dos horas pasamos la masa a una mesa enharinada ligeramente, nos enharinamos las manos y volvemos a amasar un poco (la masa es muy pegajosa pero no debemos echar mas harina porque perderíamos esponjosidad). Pasamos de nuevo la masa la bol, la tapamos con film transparente y la refrigeramos un mínimo de cuatro horas aunque es recomendable dejarla toda la noche.

A la mañana siguiente ( o 4 horas mínimo) sacamos la masa del frigorífico y formamos bolas de unos 45 gr que depositamos en una bandeja con papel de horno, separadas para que cuando leven no se peguen. Volvemos a dejar reposar tapadas otras dos horas.

Las freímos en aceite de girasol a una temperatura de entre 170ºC-190ºC , tienen que flotar en el aceite y freírse unos dos minutos por cada cara.
Si veis no son muy redonditas es porque la masa sigue siendo muy pegajosa.

En caliente las espolvoree con azúcar vainillado. Luego decidí rellenarlas de ganache de chocolate y echárselo por encima (si es que me pierde el chocolate).
Para rellenarlas use una manga pastelera con la boquilla para rellenar.

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *